[x] Este sitio web utiliza cookies para personalizar anuncios y analizar tráfico. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.

Cómo hacer prueba del gluten

Elaborar una masa consta de dos etapas: la mezcla e integración de los ingredientes hasta formar una pasta homogénea, y el posterior amasado para desarrollar el gluten y obtener la "masa".

¿Qué es el gluten?

El gluten es una glucoproteína formada por gliadina y glutenina. Durante el amasado se alargan las cadenas de proteínas: se doblan sobre sí mismas y se solapan, para ir formando una estructura tridimensional, con elasticidad y extensibilidad. El gluten da forma al pan y retiene los gases que le otorgarán aroma y sabor.

Prueba del gluten

El tipo de pan que deseamos lograr determina qué grado de desarrollo debe tener el gluten. La prueba del gluten se hace tomando una pequeña porción de la masa y estirándola cuidadosamente por todos sus lados, a medida que lo hacemos se gira con los dedos. Obtendremos una película delgada de masa con ciertas características acordes al tipo de amasado utilizado. Mientras más prolongado e intenso sea el amasado, más se desarrollará el gluten.

Gluten poco desarrollado

El gluten se desarrolla pero no por completo. Observamos zonas gruesas y fibrosas en mayor proporción que zonas traslúcidas. En algunos puntos se ven pequeñas venas y se abren pequeños círculos que se agrandan al seguir estirando. Se obtienen panes de mucho sabor y de miga abierta.

Gluten medianamente desarrollado

El gluten se desarrolla más que en el corto. Aparecen zonas menos gruesas junto a una mayor proporción de zonas traslúcidas. Ya no se abren pequeños círculos. Se obtienen panes con una miga que no es muy abierta, pero tampoco compacta.

Gluten muy desarrollado

El gluten se desarrolla por completo. Al estirar una porción de masa, ésta resulta elástica y firme, a la vez que se ve uniforme y traslúcida. Se obtienen panes de miga cerrada o compacta.

¡Colabora con tu Comentario!

Comentarios (6)

  1. Enviado por Reinaldo (2019-11-12)

    Clara y concisa la explicación para el fin panadero. Gracias

  2. Enviado por Edgar C (2018-11-13)

    muy bien gracias x la enseñanza y Dios les siga ayudando en todas sus preparación es

  3. Enviado por Edgar C (2018-10-15)

    muy bien gracias x la enseñanza y Dios les siga ayudando en todas sus preparación es

    • Enviado por Receta de Pan (2018-11-13)

      Gracias Edgar por tus deseos.

  4. Enviado por Edwin Ceuta (2017-05-26)

    Hola, podrías poner fotos de los tipos de migas dependiendo del desarrollo del gluten. Muy buen post. He aprendido mucho gracias.

    • Enviado por Receta de Pan (2017-05-26)

      El alveolado de la miga es producto de la combinación, además de otros factores, del desarrollo del gluten (amasado) y la hidratación de la masa. Una muy baja hidratación requiere de un amasado específico (sobado) para desarrollar muy bien el gluten, dando como resultado una miga muy compacta. Por el contrario una muy alta hidratación de la masa favorece el desarrollo del gluten, aún usando un amasado tradicional, lo cual produce una miga de grandes alvéolos. Por supuesto, entre estos dos extremos hay una variedad de alveolados, producto de la combinación de los factores mencionados además de la fermentación inicial, el formado y la fermentación final. Saludos Edwin