Este sitio web utiliza cookies para realizar análisis y mediciones de tus visitas. [ Acepto ] [ Más información aquí ].

Cómo hacer Piadina

Aprende a elaborar Piadina, un pan italiano sumamente versátil en cuanto a rellenos y que puede consumirse a cualquier hora del día.

Piadina

Ingredientes

Harina de trigo (10-11% prot): 500 gr
Agua templada: 250 ml
Sal: 6 gr
Manteca de cerdo (ablandada): 100 gr

Elaboración

Colocar en un bol grande: harina, sal y manteca de cerdo en trozos pequeños.
Verter el agua progresivamente al tiempo que se remueve con paleta. Cuando la mezcla sea homogénea compactar con la mano hasta formar una bola de masa.
Retirar la masa del bol y colocarla en la mesa de trabajo ligeramente engrasada.
Amasar con amasados cortos (1 min) y descansos largos (4 min), hasta obtener una masa homogénea, lisa, sedosa y que no se adhiera a las manos.
Introducir la masa en un envase engrasado y taparla con paño húmedo. Colocar en un lugar cálido y dejarla reposar 30 minutos.
Dividir la masa en porciones de 85 gr aprox. extender ligeramente con la mano cada pastón y plegar todo el borde hacia el centro (preformado en bola) e inmediatamente formar una bola.
Introducir los pastones en un recipiente, cubierto con paño húmedo, en el orden que fueron formados y dejar reposar, en un lugar cálido, durante 10 minutos.
Enharinar ligeramente la superficie de trabajo. Colocar un pastón sobre ella y aplanar con la mano para dar forma circular.
Extender el primer pastón con rodillo a un espesor de 3 mm (alrededor de 17 cm de diámetro)
Colocar sobre paño seco enharinado y cubrir de igual forma.
Repetir los tres últimos pasos con todos los pastones restantes. Se forma una columna de pastones con paños intercalados.
Precalentar a fuego medio alto una plancha durante 5 minutos.
Dar vuelta a la columna de pastones y tomar el primero que se elaboró.
Perforar toda la superficie con un tenedor y colocar sobre la plancha caliente.
Cocinar entre 2 y 3 minutos alternando los lados de la piadina cada 20 segundos aproximadamente.
Retirar de la plancha y conservar envuelta con paño seco.
Repetir los tres últimos pasos con el resto de los pastones y mantenerlos juntos para que se conserven calientes.
La piadina debe quedar plana (no debe inflarse) y con puntos dorado oscuro dispersos de manera uniforme por toda la superficie, en ambos lados. Debe ser flexible, que pueda doblarse. Se consume cuando aún está tibia.
El relleno clásico es jamón curado, rúcula y queso squacquerone (puede usarse stracchino u otro queso untable). Otro queso usual es el mozzarella. También pueden elaborarse múltiples combinaciones de diferentes embutidos, quesos y vegetales.

Añadir comentario